Cuando es tiempo de hacer las cosas

Hace unos días, tuve una interesante conversación con mi polola. Bueno; a veces pueden ser monólogos míos y no conversaciones.

Creo que no era la primera vez que conversabamos sobre hacer las cosas que deseamos en la vida, pero parece ser que fue ahora que comprendí la relevancia de no postergarlas.

Y claro, la lista de “cosas que deseo hacer” (wishlist) puede ser larga y no tan fácil de lograr.

Quizás la lista puede ser “dinámica”. Quizás no debo tener una lista, sino que simplemente puedo dejarme impresionar, seducir por las ideas del momento.

Después de todo, somos seres de sensaciones. No obstante; una cosa es ineludible para mí: Hace mucho que tengo desterrado el hábito de soltar las ideas por escrito, y desde que estoy con esta mujer, son muchas las cosas que me han vuelto a seducir. Negarme a intentar hacer las cosas que deseo es como quemarse la lengua, y cualquier cosa que comes después posee un sabor raro.

Hoy comienzo este blog que me servirá para retomar las armas, el hábito, la terapia, el poder de las ideas.

Otras veces quise hacerlo. En verdad lo intenté. De algún modo no estaba listo, pues de lo contrario lo hubiera comenzado antes. Sólo espero que en adelante, lo que coma tenga mejor sabor.

Las cosas son así de simples cuando es tiempo de hacerlas.

Advertisements
Published in: on July 2, 2008 at 4:32 pm  Comments (3)  
Tags: